Luz para 700 niños de escuela en Tansanía

Son las séis y media de la tarde y no brilla ni una sola luz en los pueblos cerca de Ilembula. El único lugar con electricidad es el centro de la pequeña ciudad ubicada a una altura de 1,400 metros en el suroeste de Tansanía.

La falta de electricidad también era un problema para la escuela secundaria de Ilembula y sus 700 estudiantes, ya que la escuela está ubicada fuera del centro de la ciudad.  De  noche, ambos dormitorios para estudiantes estaban a oscuras, así también la escuela de cerrajería de al lado. En Tansanía, projectos de infraestructura financiados por el gobierno - así sea mínimamente - no incluyen projectos de abastecimiento de electricidad.

Gehrlicher quizo ayudar a los estudiantes y por eso, en Julio del 2009, donó 60 lámparas solares por un valor de 5,000 euros. Las baterías de las lámparas se pueden recargar y son fuente de energía en la noche. “El abastecimiento de energía independiente se puede hacer con energía solar, especialmente en las regiones dónde no es posible tener un  sistema central de abastecimiento de energía por motivos económicos o técnicos” dice Barbara Gehrlicher, aclarando una de las razones por la cual se llevó a cabo el projecto.

El contacto con la escuela lo hizo la parroquia Jesuskirche de Haar. La parroquia está asociada desde hace 20 años con la comunidad luterana de Ilembula. “El abastecimiento de electricidad no es evidente en Tansanía y tener luz en un prerequisito muy importante para el aprendizaje. Esta donación significa tanto para nuestros estudiantes.” dice Veronica Mbilinyi, profesora en Ilembula.

Para obetener más información sobre los projectos y trabajo que hace el departamento de soluciones off-grid siga el siguiente enlace.